Esteganografía, el pariente olvidado de la criptografía

art3

La pregunta disparadora de este intercambio en LinkedIn fue: ¿alguien ha usado esteganografia para la seguridad de la información, cómo fue la experiencia? Las respuestas fueron bastante cautas, lo que revela que es una práctica poco difundida, mucho menos que la criptografía.

El primero de los aportes declaró que solamente la había utilizado como prueba para conocer su capacidad y por curiosidad. Es importante tener en cuenta que los indicios más tempranos de la steganografía son del año 440 antes de Cristo y que los romanos escribían mensajes secretos en lápidas y posteriormente las cubrían con cera para esconder el mensaje.
Puede ser de interés para personas que prefieran no utilizar sistemas de encriptación, ya que ocultar archivos o datos en una imagen pueden ofrecer una elevada seguridad. Debido a que su uso es a través de programas específicos, requieren que el emisor y receptor sepan la clave utilizada para cifrar/descifrar los datos ocultos.
Uno de los usos principales de la steganografía es la protección del copyright que utiliza un concepto conocido como la filigrana digital y su uso militar.
Existen métodos simples para usar steganografía sin necesidad de utilizar software de cifrado/descifrado. Por ejemplo, el que aparece en (http://www.chikasplus.com/2011/10/steganografia-oculta-archivos-en.html) y que consiste en ocultar un archivo de audio en una imagen, usando comandos simples de Windows.